En que consiste la nueva Nintendo Labo

En apariencia puede parecer lo más simple del mundo, pero Nintendo Labo esconde muchos secretos en el diseño de los Toy-Con (la combinación entre juguete de cartón y el hardware de los Joy-Con).

La caña de pescar… que suena sin altavozLo más sencillo para Nintendo hubiese sido que cuando recoges el carrete de la caña de pescar, Switch emulase su sonido. Sin embargo, lo que se ha hecho es algo más ingenioso. Si os fijáis en la imagen, podéis observar una pequeña pieza de cartón azul, con un símbolo musical. Esa pieza roza con el mecanismo interno del carrete, de forma que emula realmente el sonido de una caña de verdad. El detalle es que se puede quitar (por si te cansas del «soniquete»), pero también reemplazarla por otra pieza de repuesto -incluida-, por si se desgasta.

Nintendo Labo

Un coche sin ruedas: El Toy-Con del coche radiocontrol no tiene ruedas. ¿Cómo se mueve? Por las vibraciones de los Joy-Con. Para girar hacia un lado, debes accionar uno de los dos Joy-Con desde la pantalla de Switch. Si quieres que se mueva en línea recta, debes accionar ambos. Lo interesante es que la vibración está estudiada para provocar el movimiento del juguete de cartón de forma estable y precisa. Además, hemos comprobado que se puede variar la frecuencia, para que el coche vaya a mayor o menor velocidad.

Imagen de Nintendo Labo

El piano mágico: Cuando vimos el funcionamiento del piano por primera vez, parecía magia negra. El secreto está en su interior, en lo que no se ve. Uno de los Joy-Con apunta hacia el interior del mecanismo, para identificar cuándo suben las teclas. Mediante tecnología infrarroja, detecta la lámina reflectante que incorporan, recibe la señal y la manda a Nintendo Switch para que la interprete. Pero lo que más nos gustó fueron las láminas que se insertan en la parte superior. Dicha láminas representan distintas formas de onda, y el sonido cambia dependiendo de cuál escojamos. Por último, tenemos una especie de tornillos, los cuales se insertan por el orificio del piano y se giran para crear determinados efectos en tiempo real, dependiendo del ángulo y sentido de giro. Con todo esto, no estamos ante un simple piano, sino ante un auténtico sintetizador de sonido.

Imagen de Nintendo Labo

Ingeniería de cartones: Puede que los materiales de los Toy-Con parezcan endebles, pero son más rígidos y resistentes de lo que parece. Es más, cuando se ensamblan (siguiendo las instrucciones) hay varios momentos mágicos en que ves que todo encaja perfectamente. Podría definirse perfectamente como ingeniería de cartones, en la que además no es necesario utilizar ningún instrumento adicional, aparte de nuestras propias manos. Comprobar cómo podemos crear una caña extensible sin ningún tipo de mecanismo (sólo con la fricción del cartón) supone uno de esos momentos en que te das cuenta que Nintendo Labo es muy especial.

Imagen de Nintendo Labo

Cámara infrarroja: En Nintendo nos pusieron una actividad, consistente en meter nuestros Toy-Con coche radiocontrol dentro de una caja negra, sin luz. Lo curioso del asunto es que el Joy-Con derecho (+) actúa como una cámara de visión nocturna, dándonos la imagen a través de la pantalla de Nintendo Switch. Esto quiere decir que podemos controlar los coches en la oscuridad, con una reconstrucción monocroma de lo que «ve» nuestro juguete. Esto abre nuevas posibilidades de juego. En nuestro caso, luchábamos contra los coches del resto de compañeros de prensa. Es curioso cuanto menos.

Imagen de Nintendo Labo

Written By
More from jcec

Todos los cursos de Google con certificación gratuita

Marketing Digital, Comercio Electrónico, Desarrollo de Apps, Emprendimiento, Productividad Personal, y mucho,...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *